NUEVA DOCTRINA DEL TS SOBRE LA ACCIÓN DE RETRACTO DE LOS COMUNEROS

NUEVA DOCTRINA DEL TS SOBRE LA ACCIÓN DE RETRACTO DE LOS COMUNEROS

Nuestro Código Civil en su artículo 392 regula la existencia de la comunidad de bienes y la define como la situación en la que la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece pro indiviso a varias personas. Esta comunidad, en la que los integrantes no deben poseer vínculos personales, está formada por partes transmisibles en las que se puede ejercitar una acción de división ya que ninguno de los condueños está obligado a permanecer en ella.

 

Así, como desarrolla el artículo 1522 del Código Civil el copropietario de una cosa común podrá usar el derecho de retracto en el caso de enajenarse a un extraño la parte de todos los demás condueños o de alguno de ellos.

 

En este sentido se pronuncia el Tribunal Supremo en su sentencia del 6 de abril de 2016, en ella la cuestión de hecho versa sobre dos fincas registrales, separadas por un tabique actualmente derribado, pertenecientes cada una a dos personas diferentes. Cuando un tercero compra una de las mitades, la propietaria de la otra mitad interpone demanda ejercitando la acción de retracto de comuneros.

 

El Tribunal pone fin a la cuestión estableciendo que el hecho de que durante un tiempo se arrendaran las dos fincas a un tercero para el ejercicio del negocio de restaurante, no significa que exista una comunidad debido a que en ningún momento se mencionó la existencia de esta como tampoco que los propietarios de las fincas lo fueran por cuotas, ambos presupuestos esenciales de la comunidad de bienes.

 
En conclusión, solo se puede ejercitar la acción de retracto de comuneros cuando recae sobre una cuota o porción de una cosa que sea propiedad por indiviso de varios comuneros.

No hay comentarios en este artículo

Publica un comentario

Comentario
Nombre
Email
Website