Principales modificaciones introducidas por el Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo.

Principales modificaciones introducidas por el Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo.

PRINCIPALES NOVEDADES INTRODUCIDAS POR EL REAL DECRETO-LEY 5/2013, DE 15 DE MARZO

Compatibilidad entre pensión de jubilación y trabajo.

 La pensión de jubilación será compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta propia o ajena, siempre que se den las siguientes circunstancias:

  1. El acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad ordinaria de jubilación que corresponda en cada caso. 65 años, 67 o la aplicable durante el periodo transitorio establecido en la Ley 27/2011.  Se excluyen, por tanto, las jubilaciones anticipadas.
  2. El porcentaje aplicable a la base reguladora de la pensión a efectos de determinar la cuantía ha de alcanzar el 100%.
  3. El trabajo compatible podrá realizarse a tiempo completo o parcial.

 La cuantía de la pensión compatible ascenderá al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial o del que se esté percibiendo en el momento del inicio de la compatibilidad con el trabajo, cualquiera que sea la jornada que se realice. Se excluyen de la compatibilidad los posibles complementos por mínimos.

 La cotización a la Seguridad Social por el trabajo desarrollado durante el periodo de compatibilidad se reducirá a la correspondiente a la  IT y las contingencias profesionales. Se establece además, para estos casos, una cotización especial adicional de solidaridad, establecida en el 8%, que en el caso del trabajo por cuenta ajena se repartirá entre el 6% correspondiente a la empresa y el 2% al trabajador.

 Para que los trabajadores puedan optar por esta compatibilidad, las empresas no deberán haber extinguido contratos improcedentemente en los seis meses previos al inicio de la compatibilidad.  La limitación afectará únicamente a los despido de trabajadores que ocupen puestos de trabajo del mismo grupo profesional al que se pretender compatibilizar. Asimismo, la empresa, una vez iniciada la compatibilidad, deberá mantener el nivel de empleo existente en la misma antes de su inicio.

 Cuantía de la pensión de jubilación en los supuestos de anticipación en el acceso a la misma.

 Se incrementan los porcentajes de limitación de la pensión a cobrar en caso de jubilación anticipada, que pasan del 0,25% a un 0,50% del tope máximo de pensión, por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación.

 Modificación de la jubilación anticipada.

 Se modifica la edad mínima de acceso tanto en la jubilación anticipada cuando deriva del cese en el trabajo por causa no imputable al trabajador, como la que deriva de la voluntad del interesado, que deberá ser inferior en cuatro años en el primer caso y de dos en el segundo, respecto de la que resulte de aplicación según lo establecido en el artículo 161.1.a) de la LGSS (de 65 a 67 años, atendiendo al periodo transitorio establecido en la Ley 27/2011 y al número de años de cotización acreditados en el momento del hecho causante).

 Respecto de la jubilación por voluntad del interesado, se incrementa el número de años de cotización exigidos para poder acceder a esta modalidad, que pasan de 33 a 35 años.

En ambas modalidades de jubilación anticipada, se modifican los coeficientes reductores de la pensión,  que quedan establecidos como sigue:

 –          Jubilación anticipada derivada de cese involuntario.

 Por cada trimestre o fracción de anticipación:

 1,875%   cuando se acrediten menos de 38,5 años de cotización

1,750%   cuando se acrediten más de 38 años y seis meses de cotización y menos de 41 años y seis meses

1,625%   cuando se acrediten más de 41 años y seis meses y menos de 44 años y seis meses.

1,500%   cuando se acrediten 44 años y seis meses o más de cotización.

 –          Jubilación anticipada por voluntad del interesado.

2% cuando se acrediten cotizaciones inferiores a los 38 años y seis meses.

1,875%  cuando se acrediten cotizaciones superiores a 38 años y seis meses e inferiores a 41 años y seis meses.

1,750%  cuando se acrediten cotizaciones superiores a 41 años y seis meses e inferiores a 44 años y seis meses.

1,625%   cuando se acrediten cotizaciones iguales o superiores a 44 años y seis meses.

 Modificación de la jubilación parcial.

Se modifican los límites de reducción de jornada de trabajo por esta causa, que pasan del 25-75%, al 25-50% de la jornada normal a tiempo completo, cuando la jubilación parcial se produce una vez cumplida la edad ordinaria establecida en el artículo 161.1.a) y no existe contrato simultáneo de relevo.

 Se eleva la edad mínima de acceso a la jubilación anticipada parcial de los 61 años actuales a  65, condicionándola a haber cotizado un mínimo de 33 años (anteriormente se exigían 30). La edad de acceso podrá reducirse hasta los 63, en caso de que se acrediten cotizaciones superiores a los 36 años y seis meses. Tanto la edad mínima de acceso como las cotizaciones a acreditar se aplicaran progresivamente durante un periodo transitorio que finalizará en 2027.

 El incremento de las edades de acceso a este tipo de jubilación no será de aplicación a los trabajadores con cotizaciones a mutualidades anteriores al año 1967, a los que se seguirá exigiendo una edad mínima de 60 años.

 Asimismo, se modifican los porcentajes de reducción de jornada de la jubilación parcial anticipada, que pasan del 25-75% al 25-50%, en caso de que el contrato de relevo del trabajador sustituto no se formalice a jornada completa y por tiempo indefinido,  y del 25-85% al 25-75%, en caso contrario. En este último supuesto, el contrato de relevo del trabajador sustituto deberá mantenerse al menos dos años más añadidos al tiempo que reste al trabajador jubilado para cumplir la edad ordinaria de jubilación. En caso de que se extinguiese el citado contrato de relevo, se deberá celebrar otro por el tiempo restante. Si el empresario incumpliese este requisito, deberá reintegrar las cantidades percibidas en concepto de jubilación por el trabajador jubilado.

Modificación fechas de aplicación de la normativa anterior a la ley 27/2011.

 En materia de jubilación, y para las pensiones que se causen antes del 01/01/2019, se aplicará la normativa anterior a ley 27/2011, a las personas cuya extinción de relación laboral se haya producido con anterioridad al 01/04/2013 (anteriormente regía como fecha el 02/08/2011). De igual forma se aplicará la normativa anterior a las personas con relación laboral suspendida o extinguida como consecuencia de decisiones adoptadas en expedientes de regulación de empleo, convenios colectivos, acuerdos colectivos de empresa o decisiones adoptadas en procedimientos concursales, aprobados, suscritos o declarados con anterioridad al 01/04/2013, siempre que la extinción de la relación laboral se produzca antes del 01/01/2019. Finalmente también será de aplicación dicha normativa a las personas que hayan accedido a la jubilación parcial con anterioridad al 01/04/2013.

 Régimen de aportaciones económicas por despidos.

 Se condiciona la aportación que deben realizar las empresa con más de cien trabajadores que hayan extinguido contratos por despido colectivo que incluyan a trabajadores mayores de 50 años, a que el porcentaje de despedidos mayores de esa edad respecto del total de contratos extinguidos, sea superior al porcentaje de trabajadores mayores de 50 años existente en la empresa respecto del total de plantilla. Se incluirán en el cómputo las extinciones de contratos de trabajadores mayores de 50 años producidas en los tres años previos o el año posterior al inicio del procedimiento de despido colectivo, siempre que sean producidas por iniciativa de la empresa distintos de los previstos en el artículo 49.1.c) del Estatuto de los Trabajadores.

También se incluye un nuevo supuesto en el que se deberá hacer la aportación: En caso de que la empresa o grupo de empresas obtengan beneficios en dos ejercicios consecutivos dentro del periodo comprendido entre el ejercicio anterior y los cuatro posteriores al del  inicio de procedimiento de despido colectivo.

 Subsidio de desempleo para mayores de 55 años.

 Se vincula la obtención del subsidio a la carencia de rentas de toda la unidad familiar del solicitante, no solamente a la del perceptor, como hasta ahora. Los subsidios cuyo hecho causante sea anterior a la entrada en vigor de este Real Decreto-ley continuarán rigiéndose, durante todo el periodo de su percepción, por la normativa conforme a la cual se concedieron.

 Control sobre cobro fraudulento de prestaciones por desempleo.

 Se establece la posibilidad de que la entidad gestora requiera a los solicitantes acreditación de haber percibido la indemnización correspondiente a su despido.

En caso de no haberse recibido o no se hubiera interpuesto demanda judicial en reclamación de dicha indemnización o de impugnación de la decisión extintiva, o cuando la extinción de la relación laboral no lleva aparejada la obligación de abonar una indemnización al trabajador, se reclamará la actuación de la Inspección a los efectos de comprobar la involuntariedad del cese de la relación laboral.

No hay comentarios en este artículo

Publica un comentario

Comentario
Nombre
Email
Website