Relevante Sentencia recaída en el Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina número 1731/2014, que determina que la mera insuficiencia en el contenido de la carta de despido por causas objetivas, dará lugar por sí sola la declaración de improcedencia, sin necesidad de examinar cual es la situación de la empresa.

Relevante Sentencia recaída en el Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina número 1731/2014, que determina que la mera insuficiencia en el contenido de la carta de despido por causas objetivas, dará lugar por sí sola la declaración de improcedencia, sin necesidad de examinar cual es la situación de la empresa.

El Tribunal Supremo estima el recurso de casación para la unificación de doctrina, interpuesto por una trabajadora contra la Sentencia del TSJ de Castilla la Mancha, declarando la improcedencia del despido efectuado por una de las empresas codemandadas. Dicha Sentencia establece que la comunicación de despido efectuada por la empresa no se ajusta a lo previsto en el artículo 53.1a) del Estatuto de los Trabajadores, al faltar los datos mínimos exigibles en la descripción de la “causa” motivadora del despido, entendiendo por tal descripción aquella que proporcione al trabajador, una información suficiente para articular su defensa frente al despido”, al objeto de  evitar la indefensión del trabajador despedido que debe de conocer de forma suficiente la “causa” del acuerdo empresarial de extinción para poder actuar en condiciones de igualdad en el proceso, (arts. 9.2, 14 y 24.1 de la Constitución Española). 

 

El Alto Tribunal entiende que al tratarse de un despido objetivo, el incumplimiento de las formalidades legales de la comunicación escrita con mención de causa, tiene como consecuencia  actual, la declaración de improcedencia del despido.

No hay comentarios en este artículo

Publica un comentario

Comentario
Nombre
Email
Website